viernes, 18 de septiembre de 2015

Expectativas de la asignatura

  Me llamo Ana y estudio el doble grado de Traducción e Interpretación con Humanidades en la Universidad Pablo de Olavide en Sevilla. Como estudiante universitaria por primera vez, tengo una serie de expectativas respecto tanto al curso como al ambiente universitario en general.

Sacado del banco de imágenes gratuito Pixabay
  Uno de los principales objetivos que pretendo alcanzar con esta asignatura es saber desenvolverme mejor en el ámbito de las tecnologías. Al vivir en la llamada era de la informática, es cierto que tengo nociones básicas sobre las principales herramientas de uso diario. Aun así, hay veces que podría haber tardado mucho menos en realizar un trabajo bien porque no he sabido utilizar correctamente dichas herramientas o bien porque hay muchas de éstas que aún no sé manejar del todo. Por otro lado, las tecnologías nos permiten mantenernos en contacto con prácticamente todo el mundo desde cualquier lugar. Y por muy criticado que sea esto último, considero que facilita mucho la realización de trabajos en grupo, las relaciones laborales o con compañeros de clase además de poder ser usado con fines de ocio. Sin contar que, en estos últimos años y gracias al auge de los smartphones, es posible buscar información estemos donde estemos, sin tener que recurrir únicamente a los libros expuestos en una biblioteca en los que quizás no encontremos toda la información que necesitemos.

  Por otro lado, espero que esta asignatura me ayude a desarrollar y facilitar la traducción pues opino que la informática es necesaria en ese ámbito. Pienso que estar en contacto con la informática y tecnología es importante para un traductor, pues sin ello sería imposible subtitular, doblar, superponer voces… Además, lo dicho en el punto anterior sobre la constante conexión con todo el mundo, garantiza que nuestro trabajo llegue a todo el mundo, puesto que la tecnología está sustituyendo al papel. Así, si nosotros traducimos un libro de inglés a español digitalmente, una persona angloparlante que esté aprendiendo español podría acceder a dicho libro en formato ebook sin tener que esperar a que se venda en librerías de su país.
  Es importante añadir que, del mismo modo que un traductor necesita de la tecnología para poder desarrollar su trabajo al completo, a un intérprete le resultaría casi imposible realizar el suyo careciendo de éstas.

  Sin embargo, y quizás en contraste con lo dicho anteriormente donde defiendo el uso de la informática, otra de mis expectativas respecto a esta asignatura es conseguir apreciar más y utilizar mejor las herramientas TIC y las tecnologías en general. Pues es cierto que muchas veces, al no saber utilizar correctamente estos recursos, quiero desistir en lo que estoy trabajando y tiendo a “despreciar” en cierto modo las tecnologías en estas situaciones.


¡Espero que se cumplan!

No hay comentarios:

Publicar un comentario